Inspirados en la grandeza de una mujer que marcó una época y logró rescatar la tradición milenaria y sagrada del mezcal en su tierra, Mezcal Doña Natalia se esmera en buscar minuciosamente el legado de los mejores maestros mezcaleros de México para que cada botella contenga en su calidad y pureza, esa fortaleza interna que esta latente y a la que aspira cada uno como ser humano.

Son las tierras volcánicas cubiertas de un manto de lavas basálticas en Durango, donde crece nuestro agave silvestre durangensis, también conocido como agave cenizo.

Alimentados por las aguas subterráneas de manantial, que bendicen nuestra tierra, Doña Natalia, transforma la riqueza mineral y floral de la región en un mezcal de inigualable carácter y peculiar dulzura.

Cuenta la leyenda que Natalia fue recibida al mundo por su nana tepehuana, en la Hacienda de “Nombre de Dios”, Durango.

Esa tierra mística y libertaria la dotó de una sensibilidad especial para percibir fenómenos paranormales. Ahijada predilecta de Francisco I. Madero, Natalia fue testigo, desde muy temprana edad, de sesiones espiritistas que reforzaron sus dotes de vidente.

Enviada a estudiar a las mejores escuelas de Europa, presagia el estallido de la Revolución, por lo que pide a sus padres regresar a México.

En un ataque de las Tropas Federales, la Hacienda es tomada y pierde a su familia. Natalia y su hermana Genoveva, se salvaron gracias a la argucia de su nana Trinidad, quien las escondió en las bodegas mezcaleras del casco antiguo y luego las ayudó a huir y refugiarse en los campamentos revolucionarios Villistas.

Las poderosas visiones de Natalia y la transfiguración que vive en este episodio, pronto la hicieron sobresalir entre los rebeldes, convirtiéndola en una líder anónima de la época revolucionaria.

Extenuada por la guerra, Natalia decide regresar con un grupo de mujeres a la tierra que la vio nacer. Al ver el paisaje decadente que ha dejado atrás la revolución, descubre en la supervivencia del agave la visión que transformará su vida, el mezcal.
Inspiradas en el legado de Doña Natalia los lemas principales de nuestra empresa son:

Los cuales se reflejan en una compañía cuya filosofía es ante todo: preservar la tradición de los maestros y maestras mezcaleras de la región de Durango y México, dar trabajo a las comunidades, igualdad de género y la conservación de las especies endémicas del agave de Durango y del país.

Las manos expertas de nuestros maestros mezcaleros escogen cuidadosamente el agave silvestre y cultivado en el estado de Durango y otros estados del pais esperando con paciencia que cada agave esté en su punto perfecto de madurez.

Al finalizar la jima, los corazones son horneados en horno de tierra con piedra volcánica, al calor de la leña de mezquite. Ya cocido, la dulzura del agave es extraído mediante el machacado a mano y después fermentado en tinas de madera con agua de manantial. Nuestro proceso de destilación es mediante el método de montera de madera de encino, cobre o barro.

Es el mezcal de la casa, elaborado mediante los estándares de calidad más estrictos; ocupando sólo el corazón de agave silvestre durangensis y agaves endémicos de la zona para la destilación por las manos de los maestros mezcaleros de la casa, alcanzando entre 40º y 48º de alcohol.

Se realiza una cuidadosa selección del mezcal elaborado por distintos maestros mezcaleros de Durango y del país, los cuáles producen esta bebida mediante métodos puramente artesanales y es embotellado entre 38º y 45º de alcohol.

Se hace una búsqueda exahustiva de mezcales de edición limitada, elaborados con especies de agave poco conocidas, en lúgares remotos o con algún tipo de peculiaridad en su método de elaboración y sabores en todo el país.

 

Teléfonos:
Oficina: (52 55) 41 67 19 75
Mobil: (52 1 55) 22 70 20 06

Mails:
nataliagt@hotmail.com
contacto@gmezcaldenatalia.com
natalia@mezcaldenatalia.com